¿Alquilar o comprar? ¿Qué te conviene más en estas fiestas?

Durante estas fiestas, y con el recibimiento seguro de tu gratificación y aguinaldo, te debes estar preguntando ¿Qué conviene más? La hora de independizarte y conseguir tu primer departamento tu solo se trata de una decisión que no se debe tomar a la ligera. Sin embargo, a la hora de tocar este tema todo el mundo tiene una opinión distinta. Una parte tiene la idea de que alquilar es una pérdida del tiempo a la par que otros piensan que comprar un lote es una inversión poco rentable. Así que en las siguientes líneas vamos a responder tus dudas.

Valor de inversión

Los departamentos son igual que los vinos, con el pasar del tiempo estos tienden a subir la cifra de su valor. Quiere decir que contarás con un activo muy valioso que crecerá los próximos años. Por otro lado, el alquiler te generará la posibilidad de ahorrar más rápido e invertir ese dinero excedente en otros gastos, no obstante, ese gasto no está siendo invertido en una propiedad que de ahí te puede generar ingresos, es dinero que no volverás a ver.

Libertad de uso

Después de comprar el inmueble soñado te harás con su propiedad y con él, el derecho de decorarlo a tu gusto, invitar o convivir con las personas que quieras, tener mascotas, cambiar de color la habitación, etc. Mientras que, al alquilar, tendrás que amoldarte a la idealización de la persona que se hizo con el servicio que ofreciste. Si eres el que alquiló el departamento nunca sabrás si las cosas que compres como muebles o adornos van bien en la siguiente propiedad donde vayas a vivir. Por lo que tendrás que estar sujeto muchas veces a las reglas y cuidados que el arrendador te pida, resultando ser más una desventaja que atenta contra tu libertad.

Objetivos a largo plazo

Al comprar un departamento, lo tendrás asegurado para toda la vida. En caso no caigas en las deudas e hipotecas, aquella propiedad servirá como refugio para ti y las generaciones venideras de tu familia.

En cambio, al alquilar, uno no sabe cuánto tiempo estará en la propiedad, al ser un contrato de corto plazo, puedes marcharte en cualquier omento según lo requiera el vendedor. Al finalizar, puedes mudarte a otro lugar, al igual que este también puede subirte el precio del alquiler. Esta opción es más viable si eres soltero o aún no tienes planes inmediatos para empezar una familia.

Satisfacción emocional

Comprar un departamento puede significar un gran logro personal que satisfacerá tus esfuerzos. Además, en caso la compra haya sido a través de un crédito hipotecario, también genera tranquilidad ya que el banco no variará la cuota mensual durante el tiempo que dure el crédito. Al contrario, a lo que sucede con el alquiler, pues la renta sube cada año y eso genera estrés, preocupaciones y la constante necesidad de mudarte, generando más gastos.

Como verás, depende de la percepción de cada uno si la inversión que harás a la hora de comprar o alquilar un departamento te será de utilidad. Depende de ti, la decisión final es tuya. ¿Cuál crees que te conviene más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *