Economia circular

Economia circular: la nueva tendencia que busca frenar la destrucción de los bosques

La tala indiscriminada de árboles alcanzó su cifra máxima de los últimos 20 años. A pesar de que la pandemia obligó a los gobiernos a detener temporalmente los sectores de producción importantes, según el monitoreo del Programa Nacional de Bosques, Perú perdió 203 mil hectáreas de bosques, solo en 2020.

La nula seguridad policial en el límite de los bosques contribuyó a que las empresas informales realizarán sus fechorías en esta zona considerada tierra de nadie, especialmente la cuenca de Ucayali, región que resultó afectada con un promedio del 23%. Lo sigue Loreto, con 17% más y Madre de Dios con un incremento del 11% comparado al 2019.

Mientras las personas se quedaban cumpliendo el confinamiento total y las fuerzas del orden vigilaban las calles; la construcción de aeropuertos clandestinos en medio de los bosques se ponía en marcha, con el objetivo de extraer rápidamente la madera del tronco de los árboles, del cual se extrae la fibra que sirve como base de elaboración del preciado cartón y sus variantes.

En el año 2020, la demanda de cartón creció exponencialmente. Los principales sectores que abastecían supermercados, farmacias y centros de salud, necesitaban de todo tipo de embalaje que serviría de protector. Sin duda, un negocio redondo que amasaría grandes fortunas.

Lamentablemente, el uso indiscriminado de empaques de cartón traería consecuencias. La contaminación ambiental se propagaría en las playas, campos y parques abandonados a su suerte gracias a la poca circulación de servicios de limpieza, nos hace cuestionar acerca de lo irresponsables que llegamos a ser como especie.

Los efectos negativos del consumo desmedido de la población se ven reflejado en lo que deja atrás. Todo esto es posible gracias a la anticuada economía lineal, basada en la extracción, producción y desechamiento de las sobras de lo que compramos. El proceso resultó eficaz en los primeros años, pero en tiempos donde se necesitan cambios urgentes acerca del medio ambiente no funcionará.

Sin embargo, un reciente tipo de economía promete competir y eliminar las ideas erróneas respecto al reciclaje. La economia circular entra al “juego de dominar” los sistemas de producción en el mundo. A diferencia de su anticuado predecesor, la economia circular busca extraer, producir y reutilizar.

La necesidad de botar lo inservible no está en los planes de este sistema. Más bien, su objetivo es disminuir los costes de extracción, promoviendo la recolección de desechos, en este caso del cartón, que, avalado por estudios respecto al tema, el cartón tiene un promedio de hasta cuatro veces poder ser rehusado.

Industria del cartón: pionero de la economia circular

En la industria del papel la economia circular va más allá del reciclaje. En esta se incluyen todo el ciclo productivo, ya que la materia prima, a partir de la cual se producen los diferentes productos, es renovable, reciclable y biodegradable.

En Perú, el 100% del papel producido proviene de materiales reciclados gracias a la iniciativa que promueve el Ministerio del Ambiente. Las campañas de reciclaje suelen ser vista como inútiles, lo curioso es que, sirven para preservar el medio ambiente a largo plazo, como el cartón.

Otras alternativas a la madera

Mientras las empresas fabricadoras de cartón necesiten más árboles talados, el CO2 incrementará, la temperatura se elevará y la capa de ozono desaparecerá. A pesar de las malas noticias siempre sale un rayo de esperanza. Y es que hay un recurso orgánico reciclable que puede acabar con la deforestación. Se trata del bagazo de caña de azúcar.

El bagazo de caña de azúcar es la materia prima que puede y está reemplazando el uso de árboles. En consecuencia, no solo se reduce la deforestación, sino que se obtiene un producto biodegradable.

Del mismo modo, en contraste con los árboles, la caña de azúcar es una fuente que se renueva en períodos más cortos. Su uso, asimismo, evita que este material (el bagazo), se desperdicie en pilas que, en vez de ser recicladas, terminen siendo incineradas y contaminen el medioambiente.

¡Comparte en tus redes sociales!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *