Inmobiliaria

Evergrande: ¿Qué ocurre si la inmobiliaria a la que compre propiedades quiebra?

La noticia del posible quiebre de la empresa inmobiliaria china Evergrande ha conmocionado al mundo de las finanzas. Considerada la segunda economía más grande, el dominio económico de China se ve reflejado con la presencia de sus empresas en casi todos los países del mundo, siendo el sector inmobiliario junto al militar y tecnológico sus fuertes en el tema de ventas.

En el caso de la inmobiliario, Evergrande -su principal representante- junto a otras constructoras representan el 7% de los ingresos que aportan al PBI del país oriental.

El caso de Evergrande es especial. La empresa no solo opto por invertir en el sector de la construcción de viviendas, también, decidió apostar en proyectos de parques de diversiones, embotelladoras de agua, fábricas de autos eléctricos e incluso compró a un equipo de futbol.

Todo bien hasta ahí, pero al hacer realidad estos “sueños” la empresa se endeudaba más. Parte del contrato que tenía con los prestamistas era entregar cierta cantidad del dinero que invertía de los préstamos. La pandemia de COVID-19 afectó gravemente las ganancias que Evergrande obtenía normalmente, por lo que se dificultaba pagar la cantidad acordada en el tiempo determinado.

Pronto, los proveedores que entregaban los materiales para construir a Evergrande dejaron de hacerlo porque la constructora ya no podía solventar los precios. De esta manera, el gigante constructor de mega-proyectos se convirtió en la empresa más endeudada del mundo, posicionándola al borde del abismo.

Los empleos de más de 200.000 mil contratados directamente corren peligro al igual que los 3.8 millones de puestos de trabajos indirectos que crea al año en todo el mundo.

Y ¿Qué pasará a las personas que compraron propiedades antes de la “quiebra”?

Evergrande se basaba en la preventa de los departamentos en construcción. Es decir, los clientes tenían que abonar una cantidad para reservar un lote. Para verificar el diseño y la apariencia de los acabados, al cliente se le mostraba planos y maquetas de lo que sería su hogar.

Aunque el proceso era poco convencional, terminaban comprando el inmueble. Sin embargo, la crisis económica afectó a los bolsillos de las personas, ralentizando las operaciones de compra y dañando la caja de ingresos de Evergrande.

Ahora, te daremos los tips suficientes para que no pierdas tu dinero si compras a una empresa en bancarrota.

  • Primero que nada, se le insta al ciudadano promedio que investigue sobre la inmobiliaria que piensa comprar un inmueble. Es lo más simple y efectivo que pudieras hacer para salvaguardar tu dinero.
  • Segundo, buscar protección legal que te permita blindarte por medio de una indemnización. Tú como consumidor tienes el derecho de recibir un reembolso ya que la ley de nuestro país así lo estipula. Nota: Es importante que todos los compradores del proyecto involucrado se unan para poner más peso a la balanza.
  • Tercero, la empresa debe asegurarte con ayuda de una póliza. Esta permanecerá vigente mientras la propiedad se encuentre sujeta a cualquier gravamen o prohibición y hasta que sea inscrita en el Conservador de Bienes raíces por el comprador. A través de esta póliza, el comprador debería recuperar el dinero invertido en el proyecto inmobiliario, cifra que queda estipulada en la promesa de compraventa. Una vez que quiebra la inmobiliaria, es el síndico o liquidador quien debería hacerse responsable y responder ante las garantías reclamadas por los consumidores.
¡Comparte en tus redes sociales!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *