Inmuebles

¿Los inmuebles cercanos a un parque tienen mayor valor en el mercado?

San Isidro se ha convertido en la zona financiera de Lima. El color agrio del cemento predomina en el paisaje urbanístico. Grandes edificios se alzan acariciando el cielo gris de Lima. Desde lo alto, las personas se ven igual a hormigas camino a su hormiguero. Solo que ellos tienen que asistir a las oficinas que los contrataron y mover los cimientos comerciales de nuestro querido Perú. Un día normal en la vida de un oficinista.

Pero algo le falta a esta jungla de cemento. Es el color verde en los rincones más recónditos. No hay plantas a metros a la redonda, solo autopistas y más autopistas que se asemejan a ríos negros circulando por toda Lima ¿Dónde está la flora? ¿A caso hemos perdido la batalla contra la contaminación? NO.

En medio de todo ese desabrido universo, escondido y poco conocido, el parque “El Olivar” asoma a los más extrovertidos. El área de forma rectangular, plagado de árboles tan antiguos como el mismo distrito y una pequeña laguna que sirve de bebedero a las últimas aves que transitan en la capital, es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza que no tienen la posibilidad de escapar de la rutina. No hay departamento en venta ni alquiler a kilómetros de distancia ¿Por qué? Los parques son preferidos por las familias y deportistas que les gustan hacer actividades al aire libre.

El impacto de las tendencias en los precios

Los expertos en el mercado de inmuebles tienen la respuesta exacta a susodicha pregunta.

Properati, empresa dedicada a las tendencias de inmuebles, realizo un estudio en un radio de 750 a 1.500 metros, calculó el precio promedio en cada uno y finalmente, estimó la variación entre viviendas cercanas y lejanas. El portal consideró propiedades en venta disponibles entre enero y septiembre de 2021 con superficie entre 60 y 120 metros cuadrados (m2).

La tendencia se presenció principalmente en las zonas de Lima Top y Lima Moderna, que albergan parques muy bien desarrollados. Por ejemplo, las propiedades alrededor del parque Habich en Jesús María, tienen una variación de +16% sobre sus viviendas similares ubicadas a mayor distancia. El Parque de la Reserva, en Cercado de Lima, presenta la segunda variación más alta del estudio con +14%.

El mismo Parque El Olivar junto al Parque María Castañeda marcan una influencia positiva de +13% en el precio de las propiedades, traducido a cifras el precio promedio es de US$ 2.349 y US$ 1.796 por m2, respectivamente. Para complementar el top, está Campo de Marte en Jesús María con +12% de variación respecto a los inmuebles lejanos.

La variación negativa

La perfección no existe, si fuera así, veríamos ciudades repletas de parques que armonicen la tan convulsionada sociedad. Las variaciones negativas son resultado del colectivo psicológico de las personas que temen a la delincuencia

¿Qué quiere decir con esto? Las personas en distritos con mayor índice de inseguridad relacionan a los parques a lugares de encuentro de delincuentes, es decir, que el parque al ser zona de entretenimiento y muy pocas veces para recrearse, a la hora de haber ruido y la llegada de personas de otros distritos, no es conveniente para las familias que buscan recrearse personalmente en su conformidad.

Es el caso del Parque Alameda Salvador Allende en San Juan de Miraflores, el Parque Universitario y Parque La Muralla, ambos en Cercado de Lima, donde su variación es de -1%, con tickets promedios de venta por debajo de los US$ 2.000. Luego se encuentran el Parque Arias Schreiber, en Cercado de Lima con una variación de -5%, y Parque El Encuentro, con un -35% en La Victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *